CIRUGÍA EN EL CÁNCER DE MAMA

Cirugía conservadora de mama

Dependiendo de múltiples factores (como tamaño del tumor, tamaño de la mama de la paciente, agresividad del tumor, posibilidad de dar radioterapia, etc..) se puede optar por una cirugía conservadora, que consiste en la extracción del tejido maligno con bordes negativos + ganglio centinela (ver adelante...), y de esta manera se logra preservar la mama.

Su principal ventaja es la estética, su mayor desventaja es que obliga al uso de radioterapia y que en algunas ocasiones, si los bordes no quedaron negativos, se puede requerir una reintervención

Mastectomía simple

la mastectomía simple consiste en eliminar el tejido mamario sin eliminar los ganglios axilares, sus indicaciones son en un carcinoma ductal in situ y cuando el tumor es grande pero la axila no esta afectada.

Otra indicación es cuando se realiza para disminuír el riesgo de cáncer, en este caso la paciente NO tiene cáncer pero tiene factores que la hacen propensa, en dicha situación se retira el tejido mamario preservando la piel y el pezón y se reconstruye inmediatamente

Ganglio centinela

El ganglio centinela consiste en la aplicación de un colorante o de un material radioactivo alrededor del tumor, con la finalidad de que dicho material nos indique el ganglio al que migra el cáncer, de esta manera se analiza este ganglio durante la cirugía y podemos saber si se puede dejar los ganglios axilares (si el ganglio es negativo) o se deben retirar (si el ganglio es positivo). La principal ventaja de éste procedimiento es evitar las complicaciones de la disección axilar.

Mastectomía radical modificada

En el caso de tumores grandes y con ganglios afectados o cuando la paciente así lo prefiera, se puede realizar la mastectomía (eliminación del tejido mamario) con la resección de la cadena ganglionar de la axila, no se extirpan los músculos pectorales.

Después del tratamiento oncológico también se puede reconstruir, por lo que a pesar de ser agresivo, la parte estética tiene solución.